Author: Jm Batalla

Las empresas que actúan de manera socialmente responsable pueden ser más rentables y competitivas

Ser responsable sale rentable. Ésta ha sido una de las principales conclusiones extraídas de la V Jornada Anual del Instituto de Innovación Social de ESADE que ha reunido a empresas, ONG y expertos en innovación de prestigio internacional para debatir sobre cuáles deben ser las mejores prácticas en Responsabilidad Social Empresarial para ser más competitivas dentro del marco europeo.

Según un estudio realizado por MIT Sloan Management Review y The Boston Consulting Group, el 70% de los directivos encuestados procedentes de empresas ubicadas en diferentes países creen que es necesario aplicar estrategias de innovación sostenible en la organización para ser más competitivas. De hecho, el 68% afirma haber aumentado sus prácticas en Responsabilidad Social en el último año. Así, la jornada ha girado en torno a la conferencia ‘Conectando la innovación y la sostenibilidad. Impulsar la innovación para tratar nuevos retos sociales y medioambientales’. Todos los expertos han coincidido en la necesidad de impulsar la innovación y la Responsabilidad Social como elementos clave para mejorar las ventajas competitivas de las organizaciones tanto públicas como privadas. Especialmente, en momentos crisis, en el que las empresas tienen la oportunidad de cambiar el modelo desde la base y luchar por diferenciarse dentro de un mercado cada vez más competitivo.

En este contexto, fomentar la innovación, introducir valores en el ámbito empresarial y apostar por las personas deberían ser soluciones de futuro para salir con éxito de la coyuntura actual. Para el director del Instituto de Innovación Social de ESADE, Ignasi Carreras, el panorama sólo se cambia arriesgando, para ello es necesario aliarse con otros aunque sean distintos a ti. En este sentido, asegura que aquellas empresas en contexto de crisis que aplican políticas de RSE y que tienen en cuenta aspectos como el medio ambiente tienen mayor capacidad para desarrollar más ventajas competitivas. Mejorar la reputación para ser más rentable.

Estas organizaciones constatan que integrar la sostenibilidad en el núcleo de su actividad abordando problemas sociales y medioambientales les ayuda a mejorar su reputación y el nivel de reconocimiento, lo que resulta en una mayor rentabilidad a largo plazo. Según Carreras, este factor es determinante para superar la crisis económica y recuperar la pérdida generalizada de confianza que existe en las empresas y en las instituciones. Asimismo, los expertos sostienen que la RSE refuerza significativamente el nivel de implicación de los empleados y fortalece la capacidad de la compañía para atraer y retener talento; aspectos decisivos de las políticas de Recursos Humanos en épocas de incertidumbre como la presente.

La directora general de ESADE, Eugenia Bieto, quien ha inaugurado la sesión, considera que la crisis global nos ha dado una gran lección: hemos aprendido que directivos y responsables de gestión tienen que prestar atención a las consecuencias de sus actividades empresariales. Ha insistido en que es momento de cambiar el paradigma y de aprovechar esta oportunidad para ir hacia un nuevo modelo más humanista combinado con el desempeño profesional y el compromiso con la sociedad.

Durante la jornada se han expuesto casos ejemplares de empresas líderes en consultoría de sectores varios como la banca, los recursos humanos o el marketing, que pueden servir de impulso a otras organizaciones para mejorar sus prácticas en RSE. Entre los asistentes al acto, cabe destacar algunos ponentes de reconocido prestigio a nivel global como Knut Haanaes, líder en sostenibilidad y socio de Boston Consulting Group; Mark Pfitzer, director ejecutivo de Foundation Strategy Group; o Indy Johar, codirector de Architecture 00: y defensor de la necesidad de construir una economía cívica que pase por la unión de una sociedad cívica y un entrepreneurship 2.0.

 

 

EL TALENTO DE IDEP

Hoy he estado con vosotros pasando un briefing para que podáis aplicar lo que habéis y estáis aprendiendo en esta fenomenal escuela de diseño.
Seguramente todos esperabais que os encargára una campaña para Nike, para Coca Cola o para anunciar postres de Danone. Siento haberos defraudado.
Tenéis, seguro, talento. Millones y millones de brillantes neuronas, que de vez en cuando, se encuentran en algún emisferio cerebral y deciden ponerse a trabajar como locas y empezar a parir ideas.
Con este talento podéis sin duda, pensar maravillosas campañas para cualquier marca, diseñar logos y webs que ganarán premios en los festivales más glamurosos. Pero creo que con este talento, también tenéis la oportunidad- y si me lo permitís- también la obligación de pensar en ideas trascendentales.
Ideas que ayuden a curar el cáncer, a combatir el sida, a acabar con el hambre y el paro.
Ideas que no muevan cajas registradoras de marcas ambiciosas, pero que ayuden a que una familia pueda comer esta noche.
Me parece apasionante. Tenéis juventud y una ambición que os sale por las orejas.
A por ello
Y muchas gracias por darme la oportunidad de conoceros

jm

Ser bueno, desgrava.

La Ley de Mecenazgo podría ser clave en la lucha contra la pobreza
Por: Gonzalo Fanjul | 24 de febrero de 2012
Cuando esta crisis haya pasado, el sector social que lucha contra la pobreza dentro y fuera de España se va a parecer poco a lo que conocimos. Muchas organizaciones desaparecerán, pero otras se adaptarán a un modelo más comunitario (o anglosajón) en el que la ausencia del Estado obliga a ONG y ciudadanos a jugar un papel más relevante en la resolución de sus propios problemas. Se trata de un fenómeno que tiene riesgos evidentes –sobre todo cuando se extiende a servicios básicos como la salud o la educación-, pero resulta hasta cierto punto necesario en una sociedad tan anestesiada como la nuestra.
Si esto es cierto, la discusión de una nueva Ley de Mecenazgo (que podría ver la luz en muy poco tiempo) toma una importancia extraordinaria. Al fin y al cabo, es una herramienta que puede incrementar de manera exponencial la financiación privada de actividades de interés general (ver aquí una pieza al respecto de David Camps, experto en Fundraising). Hasta ahora el debate público ha estado muy centrado en las implicaciones para el sector cultural, pero parece haber un consenso político en que sus efectos alcancen a otros ámbitos como el deportivo o el social, que es el que a este blog le interesa.
No les aburro con los detalles, pero la contribución estrella de la ley estaría en las desgravaciones fiscales para las donaciones, que se doblarían: de la desgravación actual del 35% para los individuos (25% en el caso de las empresas), hasta un jugoso 70% (60% para las empresas). También se doblaría la base de la cuota hasta el 20%. Dicho en términos castizos, un verdadero caramelo para futuros mecenas, cuyas contribuciones serían mucho menos costosas. En Francia –donde este tipo de medidas fueron introducidas en 2003-, las desgravaciones provocaron un incremento sustancial de las donaciones privadas (un 60% en solo dos años, en buena medida gracias a PYME).
Más allá de la transferencia de recursos económicos, este tipo de estímulos puede generar importantes beneficios asociados. La colaboración entre la iniciativa pública y privada ha supuesto un verdadero soplo de aire fresco en algunos ámbitos complejos de la lucha contra la pobreza, como el de las enfermedades olvidadas. La donación y las colaboraciones pro-bono actúan como un puente por el que transitan otras ventajas de doble vía, como la transferencia de conocimiento, la innovación o la transformación de los modelos de negocio de las empresas. Por no hablar de las exigencias que implicará para culturas asociativas poco transparentes y meritocráticas.
Pero sería peligroso ignorar los riesgos de un movimiento de este tipo. Es comprensible que un Gobierno que se levanta cada mañana anunciando un nuevo recorte tenga interés en generar como sea fuentes alternativas de financiación que eviten el naufragio social al que nos enfrentamos. Pero, en la medida en que una retirada tan abrupta del Estado sea definitiva, la Ley de Mecenazgo y sus similares se convierten en un modo tramposo de escamotearnos un debate esencial sobre la sociedad que queremos.
El segundo riesgo está relacionado con el peso determinante que podrían jugar los donantes en las futuras estrategias sociales. Es evidente que una empresa se cuidará mucho de apoyar a organizaciones que desarrollen campañas de denuncia contra otras empresas, o que tratará de influir la posición de las ONG que financia. Del mismo modo, existe el riesgo de que algunas actividades sociales importantes pero de poco lustre (como la lucha contra la prostitución, por ejemplo) queden huérfanas de apoyo, mientras otras concentran buena parte de los recursos.
El modo de evitar estas nuevas desigualdades es, en primer lugar, garantizar una participación equilibradora del Estado. En segundo lugar, es imprescindible estimular las contribuciones directas de los ciudadanos, mucho más independientes a la hora de decidir y gestionar sus donaciones. Por eso es tan importante la propuesta que ha realizado el Grupo Parlamentario Catalán (CiU) en su proposición de ley sobre este asunto: garantizar que las contribuciones individuales de menos de 150 euros queden exentas al 100% en el IRPF.
Este tipo de medidas pueden ser el estímulo necesario para despertar a una sociedad que en este momento está dormida: de acuerdo con el Perfil del Donante elaborado por la Asociación Española de Fundraising, 3,6 millones de ciudadanos de nuestro país hicieron contribuciones en 2010… pero, ay, 1 de cada 2 españolitos no ha hecho una sola donación en su vida ni tiene intención de hacerla. A por ellos.

Fuente : http://blogs.elpais.com/3500-millones/2012/02/la-ley-de-mecenazgo-podria-ser-clave-en-la-lucha-contra-la-pobreza.html

¿ Has oído hablar del “valor compartido” ?

He participado en la jornada sobre  innovación social en ESADE y uno de los platos fuertes ha sido una conferencia sobre el valor compartido. Un término acuñado en Harvard por Porter y Kramer . Se trata de una mueva manera de entender el valor que las marcas ofrecen a la sociedad.

Muchos ya están hablando de un modelo para ” reinventar el capitalismo”.
El valor compartido, es una  nueva manera de hacer empresa en la que se combinan los objetivos económicos y los objetivos sociales.
Las empresas han entendido que su actividad puede ayudar a solucionar muchos problemas sociales y eso les convierte en marcas preferidas por sus consumidores.
Valor compartido no es filantropía, ni Responsabilidad social, ni sostenibilidad.
Se trata  de incorporar la ética en el alma de la estrategia empresarial y no en la periferia, empezando por los propios empleados y acabando por la aportación de valor a la sociedad. Valores tangibles que cambian comportamientos y mejoran la vida de las personas.
El Valor compartido crea valor económico de una forma que también crea valor para la sociedad.
Grandes corporaciones lo están implementando ya en todo el mundo. IBM, Nestlé, Danone, Unilever, Wal-Mart.
Tengo la sensación que en España vamos a tardar un poco más. Pero sin duda va ser una gran oportunidad para las empresas más espabiladas de diferenciarse de sus competidores y una fuerza tremendamente poderosa para impulsar el crecimiento económico y social.
¿ y  las agencias de publicidad?
Pues sin duda, están ante uno de los grandes retos del momento. Una oportunidad única de alinearse con esta nueva tendencia y aportar ideas de valor a sus clientes para dar respuesta a sus necesidades sociales.
El mismo talento que empleamos para vender lavadoras, coches y detergentes, debemos emplearlo también en ayudar a solucionar los problemas de la sociedad.

Ya no es una oportunidad.  Es  una obligación.

Postales contra el cáncer

Algunos médicos sostienen la teoría que una buena salud mental y grandes dosis de felicidad y amor por la vida ayudan a combatir enfermedades tan graves como el cáncer.
Hace poco conocimos la historia de una adolescente gallega a la que el cáncer no solo se le está robando su juventud, sino también a sus amigas.
Me pareció una historia muy triste. Debe ser muy duro enfrentarse a un cáncer , pero con dieciocho años y sin amigos, ya es lo último que te puede pasar.
Poco podemos hacer por su cáncer, pero dentro de los enormes corazones de El mundo al revés, surgió una idea que cada día crece más y más. Una idea simple, muy simple, como todas las grandes ideas. Estamos enviándole postales cargadas de cariño y de esa amistad que ha perdido. Desde Madrid, desde Zaragoza, Barcelona, Valencia, Sevilla, desde todas las ciudades de España. Y como las ideas potentes son imparables, ya hemos contagiando esta iniciativa a nuestros compañeros de la red multinacional de Havas Media .
Miriam ya recibe diariamente sus dosis de amistad y cariño desde España, París, Londres, Roma, NYC, México, Dubai. Etc. Misteriosas postales que le llegan de todo el mundo.
Enormes dosis de cariño en un trozo de cartón, que estoy convencido no le van a ayudar a recuperar a sus estúpidas amigas, pero sí que le ayudarán a decirle al maldito cáncer, que no está sola y que sus cañones para combatirlo están llenos de bombas de cariño de personas con un enorme corazón

Si quieres apuntarte a nuestro ejército y escribirle una postal. Se llama Miriam y esta es su dirección.

 

Miriam Vazquez Pérez
Avenida de La Coruña, 298, 3º A
27003 Lugo

Spain

 

Los 30 mejores emprendedores sociales del mundo, según Forbes

Reproducimos íntegro el artículo desde el blog de la regla de william
Por primera vez en sus 94 años de historia, la prestigiosa revista Forbes se ha decidido a elegir a los emprendedores sociales con mayor impacto en el mundo: Forbes Impact 30.
Un estudiante de 20 años que abandonó la Universidad de Princetown y creó una empresa, Terracycle, que recoge residuos en 14 países y los convierte en productos para el colegio, para la oficina o para el jardín con un toque “fashion”. Los vende en grandes almacenes como Wallmart y dona a obras sociales 2 céntimos de dólar por cada desperdicio que recupera.

Envases reciclados por Terracycle
Rafael Álvarez, un ingeniero mejicano que tras trabajar más de 11 años en HP creó una organización, GenesysWorks, que ofrece a los estudiantes con menos recursos económicos una beca para, durante su último año de instituto, especializarse en perfiles tecnológicos y trabajar en grandes corporaciones de Houston y Chicago. El objetivo: convencer al estudiante, y a la empresa, de que cualquier persona, con la motivación y entrenamiento adecuados, pueden alcanzar el éxito.
Son dos de los 30 emprendedores sociales elegidos, una figura que Forbes define como “una persona que utiliza los negocios para resolver problemas sociales“. Es decir, no son solo organizaciones sin ánimo de lucro; se trata, sobre todo, de empresas que crean y venden productos o servicios.
La lista la componen casi exclusivamente emprendedores norteamericanos o con empresas cuya sede está en Estados Unidos. Es lógico, el jurado que los ha elegido es estadounidense, incluido el fundador de Ashoka (red mundial de 3.000 emprendedores sociales) y Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, Bill Drayton.
No nos engañemos, al igual que el sector de las empresas tecnológicas y de internet, el de los emprendedores sociales y la filantropía está monopolizado por el país de las barras y estrellas.
Entre los 30 seleccionados están algunos proyectos de los que hemos hablado aquí. Por ejemplo, Scott Harrison y Charity Water, que está llevando agua limpia a más de 2 millones de personas en 19 países o Jacqueline Novogratz, creadora de Acumen Fund, un fondo de ayuda a emprendedores de países pobres.
Además de las personas ya citadas, me han gustado especialmente, por su innovación y por su capacidad para transformar realidades, proyectos como el de Sam Goldman y Ned Tozun, dos jóvenes de 32 años que han creado D.light Design, una compañía que fabrica lámparas portátiles alimentadas por energía solar.

Sam Goldman y Ned Tozun, creadores de D.Light Design
En un mundo en el que una quinta parte de la población no tiene electricidad y se alumbra con fuego, con candiles de queroseno y otros recursos tan poco seguros, las lámparas que fabrican estos dos ex-alumnos de Stanford se venden a precios razonables, de 10 a 40 dólares, en más de 30 países.
Teach for America es una iniciativa apasionante que busca acabar con el fracaso escolar y las desigualdades educativas en Estados Unidos. Para ello, recluta a algunos de los mejores licenciados de las mejores universidades del país y les entrena para triunfar enseñando en las escuelas urbanas y rurales más deprimidas. Una suerte de “brigadistas” que durante un mínimo de dos años se dejan la piel para sacar del desastre a decenas de chavales.
Wendy Kopp creó esta organización en 1990, tras realizar su tesis doctoral en Princetown sobre los desequilibrios e injusticias del modelo educativo estadounidense. En 21 años, 33.000 profesores han enseñado a más de tres millones de alumnos. Ahora, Wendy está exportando Teach for America a otros países.
También me ha sorprendido el saco térmico para bebés de Jane Chen, un invento pensado para paliar las muertes de bebés prematuros en países pobres en los que los hospitales no pueden permitirse incubadoras y no gozan de sistemas eléctricos que garanticen los adecuados niveles de calor que necesitan los nacidos antes de tiempo.
El saco que ha creado permite mantener durante horas la temperatura corporal. Según datos de Embrace Global, la organización de Chen, cada año nacen 20 millones de niños prematuros o con bajo peso y 450 muere cada hora.
Son todos proyectos, empresas y organizaciones innovadoras, creativas, orientadas a dar un vuelco a problemas sociales, diseñadas para marcar la diferencia. Su foco no es atender necesidades pasajeras, su misión es transformar. Como dijo Drayton en su visita a España “Es el momento de cambiar el sistema“.

Marcas buenas

Hay marcas que te roban el corazón.
Marcas que han entendido que un camino para ganarse la confianza de sus clientes pasa por ser marcas socialmente responsables. Y esto de “marcas socialmente responsables” que suena tan a palabro inventado por sesudos analistas de mercado ( estoy convencido que son los mismos truhanes que un día inventaron los insights y el PowerPoint ) a veces, es tan simple como contribuir a que el mundo que nos rodea a todos, sea un poco mejor. Más sostenible.
Ser participes del cambio social. Un cambio en el que han de estar sí o sí las marcas, las agencias de comunicación y todos los que dispongamos de armas y talento para hacerlo posible.
Miguelañez ya lleva algunos años en este camino y a mí me tienen robado el corazón.
Estas navidades han puesto en marcha el ?Jellypack solidario? un pack en el que personas con discapacidad han envasado el producto y diseñado la etiqueta.
El objetivo es facilitar la inclusión laboral de personas con discapacidad . Un porcentaje de la venta de este producto se destina a la Fundación Carmen Pardo- Valcarcel.
Aquí tenéis el spot, que además, está protagonizado por personas con discapacidad. Aunque si a unos tíos que diseñan etiquetas y actúan delante de las cámaras como lo hacen en este spot, les seguimos llamando discapacitados, a mí me podéis llamar superdiscapacitado.

Las empresas serán sociales o no serán. (3 de 3 )

Miguelañez lanza unas chuches solidarias para ayudar a personas con discapacidad
http://www.miguelanez.com/

El vodka Belvedere presenta una edición especial con fines solidarios para luchar contra el sida.
http://www.marketingnews.es/responsabilidad-social-empresarial/noticia/1061701032405/vodka-belvedere-edicion-especial-fines-solidarios.1.html

Volkswagen cede espacios a ONG en sus anuncios gráficos.
/2011/03/18/volkswagen-reinventa-los-espacios-gratuitos/

Starbucks lanza una campaña para crear y mantener puestos de trabajo en USA
/2011/11/25/si-el-gobierno-no-se-mueve-se-mueve-el-ciudadano/

GAP lanza la nueva colección para colaborar en la lucha contra el SIDA
http://theinspirationroom.com/daily/2011/gap-do-the-red-thing/?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+tirdaily+%28The+Inspiration+Room%29

McDonald´s donará la recaudación del Big Mac durante un día para ayudar a niños enfermos.
http://www.marketingnews.es/responsabilidad-social-empresarial/noticia/1061320032405/mcdonalds-donara-recaudacion-big.1.htm

Wall Mart México convierte Tweets y ?me gusta? en donaciones
http://tuayudaeselalimento.com/

Scottex repartirá kits para que los españoles ahorren agua en sus baños.
http://www.marketingnews.es/responsabilidad-social-empresarial/noticia/1061076032405/scottex-repartira-kits-espanoles.1.htm

Dulux apadrina colores para salvar la vida de un niño
http://www.ownacolour.com/#like_c1110b

Hero Baby crea los ?tarritos virtuales? para luchar contra el hambre
http://www.herobaby.com/promociones-bebes/tarritos-felicidad-hero-baby

Unilever España lanza un programa interno para ayudar a mujeres de Bangladesh.
http://www.marketingnews.es/responsabilidad-social-empresarial/noticia/1060206032405/unilever-espana-programa-ayudar.1.htm

KIA colabora con la Fundación Cesareo Scariolo para ayudar a niños con cancer
/2011/09/26/kia-una-marca-socialmente-responsable/

Energizer muestra su lado más social con ?That´s positivenergy?
http://www.marketingnews.es/responsabilidad-social-empresarial/noticia/1061320032405/mcdonalds-donara-recaudacion-big.1.htm

Electrolux convierte los ?me gusta? en donativos para la conservación marina.
/2011/10/06/electrolux-convierte-los-%e2%80%98me-gusta%e2%80%99-en-donativos-para-la-conservacion-marina/

ING crea el primer video de Youtube que cuesta 1.20 euros para escolarizar niñas en el tercer mundo
/2011/09/08/las-marcas-seran-sociales-o-no-seran-ii/

PepsiCo apoya una iniciativa agrícola por la prosperidad de Etiopía
http://www.marketingnews.es/responsabilidad-social-empresarial/noticia/1059857032405/pepsico-apoya-iniciativa-agricola.1.html

Los empleados de Havas Media con El mundo al revés, recogen cuatro toneladas de alimentos para personas que lo están pasando muy mal con la campaña ?Hoy invito yo?
/2011/11/02/hoy-los-empleados-de-havas-media-invitan-a-comer/

Reale seguros ayuda a Aldeas Infantiles
/2011/06/06/reale-seguros-y-su-spot-rsc/

Etc.
Etc.
Etc.
Y etc.

Parece que por fin, un nuevo modelo de empresa se está gestando desde hace tiempo.
Más social, más humana.
Más concienciada que nunca en cuanto a que ya no puede permanecer ajena a los problemas del mundo
Y parece que es más que evidente, que una nueva conciencia social se ha instalado para quedarse en la forma de pensar de las marcas.
Algunas ya se han dado cuenta que necesitan recuperar relevancia frente a su competencia y que la responsabilidad social corporativa, es sin duda, un excelente vehículo para ello.
Pero esta nueva mentalidad tiene que estar en el núcleo de la empresa y no en la periferia.
Sino, no vale.