engadgement

Ahora es el momento de cambiar la forma de hacer publicidad

Las marcas están empezando a entender que una parte de su ventaja competitiva pasa no solo por su capacidad de generar beneficios económicos, sino que su actividad tiene que tener un impacto positivo en la sociedad.
El famoso engadgement con sus consumidores, empieza a estar proporcionalmente condicionado a su aportación social.

Según el último estudio de ” Meaningful Brands”* de HVM , el 70 % de las marcas de este planeta podrían desaparecer y a la gente no le importaría, porque la aportación a sus vidas, más allá de los valores estrictamente materiales, es invalorable. http://www.havasmedia.com/2011/11/meaningful-brands-havas-media-launches-global-results/
Pertenecer a ese 30 % empieza a ser una cuestión ya no de prestigio, sino de supervivencia .

Un estudio americano ” Cone Cause – Evolution Study ” que analiza el impacto de las acciones sociales de las marcas en la actitud de compra de los consumidores, estima que el 90 % de los consumidores que han participado en este estudio, cree que las compañías deberían pensar en apoyar a las comunidades en las que desarrollan su negocio, y el 41% asegura haber comprado un producto por estar asociado con alguna causa social.

http://selfishgiving.com/cause-marketing-news/cone-study-local-nonprofits-now-time-for-cause-marketing
Esta nueva situación amplificada aun más, por la irrupción del mundo 2.0, está obligando ha cambiar los ejes estratégicos de la comunicación publicitaria de muchas marcas.

A comunicar que son marcas socialmente responsables.
No estamos hablando de marketing digital, ni de aplicaciones, ni de brand content. Ni de anuncios con fotos de niños negros con moscas.
El futuro de la publicidad pasa por ayudar a las marcas a relacionarse con causas sociales. Ayudarles a establecer puentes estratégicos con causas sociales y a comunicarlo convenientemente.

Ya no es responsabilidad social, ni sostenibilidad, ni por supuesto filantropía. Es compromiso social. Es marketing ético. Es trasparencia y honestidad en los mensajes.
Las marcas que quieran ser meaningful y pertenecer a ese 30% que nos hablaba el  “meaningful brand study” tienen que empezar a cambiar su manera de hacer publicidad.
Y las agencias de publicidad,  tienen que empezar a proponer a sus clientes estrategias de comunicación que las relacionen con causas sociales afines a su negocio. Brillantes, ingeniosas, vendedoras. Pero también socialmente comprometidas.

Me encantó una campaña gráfica de Volkswagen en revistas que destinaban el 25 % de su  espacio, a anuncios de ONG´s relacionadas con la biodiversidad. /2011/03/18/volkswagen-reinventa-los-espacios-gratuitos/

Starbucks ha lanzado en Estados Unidos una campaña en la que participan sus empleados y sus consumidores para generar empleo a través de micro donaciones para emprendedores.

http://www.createjobsforusa.org/
Pepsi decidió en el 2010 dejar de invertir dinero en anuncios de TV en la SuperBowl y lanzó Pepsi Refresh Project . http://www.refresheverything.com/
El objetivo es financiar ideas y proyectos que contribuyeran a mejorar la vida de los ciudadanos. Un proyecto a largo plazo, no destinado a incrementar sus ventas ( de hecho disminuyeron en un principio ) sino a construir una marca más responsable, más cercana a la sociedad. Los resultados desde entonces, puesto que el proyecto sigue creciendo, son espectaculares a nivel de impacto social y lo han implementado ya en Europa, latino América y Asia. ( veremos hasta cuando están dispuestos los accionistas a esperar los resultados de esta estrategia.)

Nestlé, desde hace años ha implantado en su core business el concepto de “valor compartido”

y han entendido que para tener éxito a largo plazo, una empresa debe crear valor no solo para sus accionistas, sino también para la gente que vive en los países en los que están presentes.

Danone, en 2006 crearon el Grameen Danone Foods con el objetivo de reducir la pobreza mediante la creación de oportunidades de negocio y empleo para la población local de Bangladesh.

Las agencias de comunicación, deben ya por fín, demostrar que el tan explotado: “somos partners de nuestros clientes ”  es una realidad y deben alinearse con este nuevo cambio de paradigma con sus clientes y entender que el mismo talento que utilizan para ayudar a vender lavadoras, detergentes y yogures tiene que ser empleado para ayudar a solucionar los problemas de la sociedad.

Ya no es un oportunidad. Es una obligación

Artículo publicado en IP Mark ipmark_16-31_marzo_jose_maria_batalla.pdf