“tengo síndrome de Down, pero no estoy enfermo”

 

La asamblea general de las Naciones Unidas decidió que cada año, el día 21 de marzo  se conmemorará el día mundial del  síndrome de Down. Imagino que la fecha, no está elegida al azar, sino que guarda relación con la triplicación del cromosoma  21 que afecta a la mayoría de personas con síndrome de Down.

Si es así, estos de la ONU son muy ingeniosos.

Lo que me gustaría saber es, si además de ingeniosos y dedicar su tiempo a buscar fechas para conmemorar cosas, también dedican sus esfuerzos a incorporar laboralmente a personas con discapacidad a tan importante organismo internacional

Si es así, estos de la ONU, además de ser muy ingeniosos, me demostrarán que son inteligentes.

Tengo la sensación que la sociedad todavía no hemos hecho el esfuerzo para entender el síndrome de Down y para dar a las que personas que lo tienen, el espacio vital que les toca en el mundo. En España no son más de 34.000, caben de sobras en este gran país .

Pero todavía les tratamos como niños, aunque tengan 30 años. Todavía les miramos con compasión. Todavía los fotografiamos como objetos para conseguir donaciones para tal o para cual ONG. Todavía hay ignorantes que les llaman subnormales, mongolitos o minusválidos. Cuando les podrían llamar por su nombre igual que lo hacen con sus hijos.

Creo que todavía tiene que llegar el día que seamos capaces de apreciar la dimensión humana de las “personas con discapacidad” y no su condición de “personas discapacitadas”.

En El mundo al revés, estamos trabajando en un proyecto con niños, seis de ellos tienen síndrome de Down.  El proyecto se llama “los peces no se mojan “ .Y lo que yo he aprendido, es que tengo la sensación de que  los niños no tienen ningún prejuicio a la hora de juzgar a las personas. Prescinden absolutamente de si lo que tienen delante es un niño con síndrome de Down, si es noruego, sordo, del Barça o le falta un brazo. Lo único que les importa es lo que sabe hacer y de qué forma pueden aprovechar las capacidades de cada uno para terminar el proyecto con éxito.

No tienen más de 12 años.

Pero podrían trabajar en la ONU.

Estoy convencido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *